COMO OBTENER UN PERDON DE INMIGRACIÓN

El Presidente por decreto ejecutivo en Febrero de 2012 revisó la Ley de Inmigración, al disponer que los Ciudadanos Estadounidenses casados con extranjeros indocumentados en los Estados Unidos puedan solicitar exenciones en el Servicio de Inmigración en lugar de solicitar Consulados en el extranjero. Mientras que la aplicaciones están pendientes el cónyuge indocumentado puede esperar en los Estados Unidos y cuando la aplicación de la Exención ya este aprobada, luego las citas para la visa pueden ser programadas en el país de origen del cónyuge. El Presidente anunció que sus razones para hacer este cambio fue para evitar una larga separación del inmigrante extranjero de su cónyuge, y los niños en Estados Unidos. Una vez la Exención emitida el Presidente predijo que el proceso en el Consulado extranjero solo debe tomar alrededor de un mes. La cuestión de la entrada ilegal del extranjero a los Estados Unidos habría sido resuelta con la Exención.

Una ventaja adicional de solicitar la Exención en los Estados Unidos es que el Servicio de inmigración esta bajo revisión por las Cortes y no es probable que sea arbitraria ni caprichosa. Frecuentemente los Consulados tienen la tendencia a precipitarse y juicios perjudicados porque los Consulados de los Estados Unidos en el extranjero no están sujetos a ninguna revisión de la Corte. Por una decisión en la Corte Suprema de los Estados Unidos en  los años 1920, por Ley de la Corte de los Estados Unidos no se puede revisar las decisiones de un  Consulado extranjero.

El proceso para las Exenciones comienza con la Petición de Familiar Extranjero la cual debe someter el americano estadounidense  a los Servicios de Inmigración donde resida el ciudadano  en los Estados Unidos. Este proceso toma alrededor de 6 meses. Después de la aprobación de la petición de un familiar extranjero, el ciudadano debe aplicar para la Exención aquí. El ciudadano debe demostrar una dificultad extraordinariamente excepcional si el cónyuge extranjero no es permitido regresar a los Estados Unidos después de la entrevista. Extrema ansiedad,  depresión, pesadillas, dificultad de concentrarse en el trabajo, penurias económicas como gran factor.  Si hay hijos, el ciudadano puede referir las inquietudes que surgen de los temores de los niños que no pueden tener a sus padres otra vez ausente.

Se aconseja que el ciudadano americano busque ayuda de un psicoanalista profesional como un medio de apaciguar la separación prevista que esta implicada en el caso. No solo el psicoanalista va a ayudar al ciudadano sino que también puede proveer el reporte como prueba de la realidad  de las ansiedades u depresión en la que el ciudadano esta viviendo y de esta manera puede obtener más consideración del Servicio de Inmigración en los Estados Unidos.

Cuando la Exención sea aprobada, los arreglos para la entrevista de visa del inmigrante puede ser programada. En el Consulado  extranjero se hará un examen medico y se les tomara las huellas digitales para ellos cerciorarse de que el extranjero no haya cometido ningún delito en su país de origen. Por último el Consulado revisará las declaraciones juradas de apoyo, para comprobar que el patrocinador ciudadano de los Estados Unidos y cualquier co-patrocinador (s) superan el nivel de pobreza para que el inmigrante regrese de inmediato a los Estados Unidos.

Este procedimiento debe evitar una larga separación de los cónyuges y debe asegurar con medida la vía de tratar con la Exención.