494 8th Avenue #1704
Nueva York, NY 10001, EE.UU.
(212) 944-9420 (212) 944-9420

Menos Inmigrantes Mueren al Cruzar la Frontera

image01En lo que va del siglo XXI, este año ha sido donde menos muertes de inmigrantes sin papeles se han contabilizado al intentar cruzar la frontera. Eso se debe a los mayores controles que existe en la frontera en especial con Texas y al mayor control de pasos clandestinos usados por los sin papeles. Además, cada vez más sin papeles prefieren entregarse a las autoridades ya que conocen las experiencias fatídicas de muchos compatriotas que no se entregaron y lo único que encontraron al final fue la muerte. Arizona y su desierto fue por años el lugar más peligroso para los inmigrantes ya que podían cruzar pero al no encontrar nada se morían victimas del clima. Ahora esa ruta es cada vez menos utilizada dando así facilidades a las autoridades de control a capturar a los que intentan cruzar. El fenómeno de los niños migrantes que comenzó hace cerca de 18 meses casi no ha tenido peligros de muerte ya que una vez llegados los infantes a la frontera, se entregan a las autoridades solicitando refugio por el temor de regresar a sus ciudades de origen.

La baja en las muertes también se debe a que el gobierno ha destinado mayor personal a labores de rescate en lugares específicos. Los defensores de los inmigrantes sin papeles no están muy de acuerdo con esas cifras ya que argumentan que la baja es debido a que ya no pasan por Arizona. A pesar que si han bajado las muertes ellos aseguran que nadie merece perder la vida por cruzar de un país a otro aunque están consientes que cruzar sin papeles es una ilegalidad. Se espera que todos los años las muertes se sigan reduciendo hasta llegar a 0.

Para controlar el paso de los inmigrantes sin papeles y los niños de la frontera pidiendo ayuda, es necesario tener reglas caras y eso solo se daría con una ley migratoria acorde a la realidad actual. El 4 de noviembre será un día clave para la ley migratoria ya que de ganar los demócratas, la ley estancada en el Senado sería aprobada muy probablemente y de mantenerse la supremacía republicana en el Cámara, el presidente Obama realizaría acciones ejecutivas para iniciar un cambio.