494 8th Avenue #1704
Nueva York, NY 10001, EE.UU.
(212) 944-9420 (212) 944-9420

Beneficio para los Sin Papeles

Alina CortesUna vez conocida las medidas ejecutivas que benefician aproximadamente a 6 millones de indocumentados, todos celebran la posibilidad de poder permanecer en el país sin temor a una deportación. Ahora todas las preocupaciones están centradas en que si los indocumentados cumplen los requisitos establecidos por el presidente Obama para poder permaneces en el país. Del total de beneficiados el país que más se favorecerá es México que cuenta con más ciudadanos para poder acceder a esta ayuda. Para acceder a las ayudas de las reformas los requisitos fundamentales serán haber llegado antes del 1 de enero del 2010 y no tener ninguna deuda con la ley. Otro de los beneficiados serán los Dreamers que además de extender su acción ejecutiva del 2012, podrán acceder a programas del gobierno. Sin duda alguna lo más beneficiados con estas acciones son los Dreamers.

En las acciones ejecutivas no se contempla que sucederá con los niños migrantes que eran aquellos infantes que llegaban solos a la frontera buscando ayuda o refugio ya que en sus países de origen ellos vivían muchos peligros por la guerra de pandillas y narcotráfico. Para los que se beneficien, esto se considera un beneficio mutuo ya que mucho de estos sin papeles trabajan de forma honesta y muchos sufren explotación laboral. Al legalizarse podrán defenderse en caso de sufrir abusos y también cancelaran sus impuestos que antes no lo hacían. La fuerza laboral de todos los sin papeles se estima en casi el 2% de la economía y dependiendo el Estado puede ser mayor.

De todo esto el gran beneficio será que por el momento ya no podrán ser deportados y lograrán trabajar sin temores. Se espera con ello generar más ingresos al país con la tributación y siempre recordando que estos beneficios no los hará elegibles de residencia o ciudadanía como lo especulaba el partido republicano en los debates de la ley. Se espera que este sea el comienzo para corregir un sistema migratorio que no está a la altura de las necesidades actuales.